Receta de caldo de huesos
Receta de caldo de huesos

El caldo de huesos es una tradicional preparación que permite extraer todos nutrientes presentes en los huesos de distintos tipos de animales hacia un caldo rico en vitaminas y minerales, lo que requerirá de una larga cocción a baja temperatura por entre 8 y 48 horas.

¿Cómo hacer caldo de huesos?

Al preparar caldo de huesos de vacuno o cerdo se recomienda utilizar algunos huesos de rodilla y de rabo que aportarán más gelatina a tu caldo, idealmente una manita de cerdo. Si estás haciendo caldo de pollo/gallina, añade cabezas, patas y cuellos.

Información Nutricional

Categoría: Caldos y Guisos
Cocina: Española
Calorías: 300
Preparación: 40 minutos
Cocción: 48 horas
Raciones: 6 personas

Receta de caldo de huesos tradicional

Ingredientes

  • 1 ½ kg de huesos de vaca, cordero, aves o pescados
  • 6 dientes de ajo
  • 5 litros de agua filtrada
  • 2 cucharadas vinagre de manzana

Preparación

  1. Asar los huesos a 200ºC (396°F) en un horno pre-calentado por unos 45 minutos hasta que estén tostados. Si utilizas la carcasa de un pollo asado o los huesos de un asado, este paso no es necesario.
  2. Pon los huesos en la olla de cocción lenta, añadir el vinagre de manzana y los ajos machacados sin piel, cubrir todo con agua filtrada hasta 4 centímetros por debajo de la parte superior de la olla y reposar a temperatura ambiente durante unos 30 minutos.
  3. Enciende la olla y programar en alto (high) hasta que comience a hervir, cambiar a la opción bajo (low) y verifica que no forme espuma, de lo contrario retirar con una cuchara cuidadosamente y mantener la cocción según sea el tipo de hueso utilizado, 8 horas para pescados, 24 horas para aves y 48 horas para huesos de vaca o cordero.
  4. Filtrar el caldo a través de un colador de malla fina opcionalmente reducirlo en una cazuela a fuego hasta alcanzar la consistencia deseada y enfriar a temperatura ambiente, refrigerar por unas horas o idealmente toda la noche para gelatinizar.
  5. Retirar la grasa que solida con que se haya asentado en la superficie cuidadosamente con una cuchara y descartarla.
  6. Mantener el caldo refrigerado hasta por 5 días e idealmente congelarlo en potes pequeños o cubiteras de hielo que te permitirán utilizarlo según lo vayas necesitando.

Olla de cocción lenta

Consejos al preparar caldo de pollo

Por tratarse de una preparación que requiere una cocción extremadamente larga, la opción recomendada es utilizar una olla de cocción lenta de regulación automática que permitirá realizar una preparación segura y sin inconvenientes.

Después la primera cocción puedes volver a llenar la olla con agua para hacer otra tanda de caldo con los mismos huesos repitiendo todo el proceso.

Recomendamos

5/5 (2 Calificaciones)

Escribe un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.