5/5 (2 Calificaciones)
Receta de fabada asturiana
Receta de fabada asturiana

Esta receta de fabada asturiana es uno de los platos más tradicionales de la cocina española, simple en su ejecución, pero que requiere respetar los tiempos de cada ingrediente, los cuales son siempre de primera calidad.

¿Cómo hacer fabada asturiana?

La fabada asturiana es una receta sencilla y versátil, aunque de cocción lenta, en la que destacan los ingredientes de calidad que combinados dan como resultado un platillo inolvidable.

Información Nutricional

Categoría: Platos Principales
Cocina: Española, Asturiana
Calorías: 400
Vitaminas: B1, B3, B12, E, K
Minerales: Fósforo, Hierro
Preparación: 12 horas
Cocción: 3 horas
Raciones: 6 personas

Receta de fabada asturiana casera

Ingredientes

  • 500 g de fabes de la granja
  • 200 g de lacón salado
  • 200 g de tocino
  • 45 ml de aceite de oliva extra virgen
  • 3 hebras de azafrán
  • 2 chorizos asturianos
  • 2 morcillas asturiana
  • Sal

Preparación

  1. Lavar la fabada en agua y retirar cualquier impureza, estilar y reposar en un bol grande reposar cubiertas de agua toda la noche, asegurar de mantener suficiente espacio. Escurrir y reservar.
  2. Remojar el lacón en un bol mediano cubierto de agua y reposar toda la noche para desalar. Estilar y reservar.
  3. Depositar las alubias en una olla de fondo grueso, preferiblemente baja y ancha cubrir hasta dos dedos por encima, añadir el aceite de oliva, revolver y llevar a ebullición a fuego alto, incorporar el tocino, los chorizos, el lacón y las morcillas pinchadas para que no revienten, retirar la espuma que se forme en la superficie y cocinar por 30 minutos.
  4. Añadir las hebras de azafrán diluidas en un poco de caldo caliente, bajar el fuego al mínimo, salar al gusto y mantener la cocción durante 2 horas, revolver de vez en cuando suavemente con una cuchara de madera y añadir un chorro de agua fría unas dos o tres veces cada vez que rompa hervor para «asustar» las fabadas y facilitar su cocción.
  5. Verificar cocción y ternura de las fabadas, probar y rectificar sal si es necesario, retirar del fuego y reposar por una hora. Retirar los chorizos, la morcilla, la panceta y el hueso de jamón, rebanar los embutidos en rodajas generosas, trocear el tocino y retirar la carne del hueso. Reservar todo.
  6. Servir la fabada en un plato hondo cubierto de carne, tocino y embutidos a gusto, idealmente al día siguiente de la preparación.

Olla a presión

¿Sabías qué?

La fabada es un plato conocido en Asturias desde el siglo XVI, aunque sus primeras referencias escritas datan recién del siglo XIX, en un diario gijonés en el que se la menciona como un plato popular asturiano.

Recomendamos

5/5 (2 Calificaciones)

Write A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.